La Universidad de Stanford niega que el ajo reduzca los niveles de colesterol LDL

| diciembre 30, 2008 | 0 Comments

De manera tradicional se ha consumido ajo atendiendo a los supuestos beneficios de reducción de colesterol en sangre y del nivel de triglicéridos. De hecho podemos encontrar en farmacias y herbolarios multitud de productos que están elaborados a base de ajo y que se venden justamente con esa finalidad.

Efectos del ajo en la reducción de los niveles de colesterol LDL

Efectos del ajo en la reducción de los niveles de colesterol LDL

En la literatura científica (que no es patente ni invento de la Universidad de Stanford) se mencionan estudios controlados en los cuales se observó tras varias semanas de tratamiento con ajo una reducción del nivel de colesterol LDL en sangre. La Comisión E lo recomienda en casos de hiperlipidemia, es decir, en las personas que tienen elevados niveles de colesterol.
Parecia demostrado también que los compuestos azufrados del ajo inhibían la síntesis de colesterol.
Sin embargo desde la Universidad de Stanford llega la noticia de un ensayo clínico que nos dice justo lo contrario, que el ajo puede ser estupendo para algunas comidas pero no para reducir el colesterol LDL en sangre.
En esta universidad se realizó un estudio utilizando dos marcas comerciales y ajo fresco. En un total de 192 pacientes con niveles de colesterol LDL elevado (130-190 mg/dl) se utilizaron tanto los preparados comerciales que fueron controlados para asegurar su contenido de principios activos como en el caso de los ajos frescos. Además se les pidió a los pacientes que no consumiesen comidas que contuviesen ajos y también se les controló para que mantuviesen el mismo peso corporal durante los seis meses que duró el ensayo. La dosis diaria que tomaron era la que recomienda la Comisión E alemana, la equivalente a 4 gramos de ajo fresco.
Los resultados, según los investigadores, fueron decepcionantes ya que no se observaron reducciones significativas de colesterol LDL.
Sin embargo aunque el estudio de la Universidad de Stanford fuese cierto, no hay razón para pensar que no lo sea y además se ha presentado como uno de los más completos realizado en los últimos años, el consumo de ajo no dejaría de tener interés para las personas con problemas cardiovasculares ya que el ajo puede actuar como antiagregante plaquetario, puede reducir la tensión arterial elevada, actua como antibacteriano y antimicótico, tiene efecto vasodilatador periférico y activa la fibrinólisis.
Por lo tanto a pesar de los resultados de ese ensayo de la Universidad de Stanford el consumo de ajo (se encuentra en el listado de plantas medicinales más utilizadas) sigue siendo interesante.

Más artículos relacionados sobre plantas medicinales:

Tags:

Category: Ajo

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies