Plantas medicinales útiles para las quemaduras solares

| abril 3, 2009 | 0 Comments

Con la llegada de los primeros días de primavera es común que los paseos al sol se retomen nuevamente en busca de la contemplación de la naturaleza que reverdece en parques y jardines, que forman parte de los paseos más cercanos a la civilización, o en campos y sierras, más próximos al pleno entorno natural. Igualmente quienes ni se acuerdan, o no reparan, en ese reverdecimiento, también reciben ese derroche de luz solar que inunda pueblos o ciudades.

Plantas para las quemaduras solares leves.

Plantas para las quemaduras solares leves.

En una sociedad tan poco dada al sentido común, como la nuestra, cualquier moda puede crear hábitos un tanto extraños si nos atenemos a las consecuencias que pueden tener para nuestra salud. Entre esas costumbres modernas se encuentra la de broncear la piel. De esta manera podemos ver en esos parques y jardines que ahora alegran las ciudades a multitud de personas, como si fuesen pollos buscando el punto justo de su asado, dorando su piel al sol. Con la llegada del verano el asado de los parques se puede transformar en el carbonizado de las playas.
Con lo fácil que podría haber sido poner de moda el hollín, siendo éste mucho más cómodo de aplicar y permitiendo un quita-y-pon que no te ata ni a la palidez ni al moreno, además mucho más intenso que el que se puede conseguir con el sol, pero no, era deseo de esta modernidad quemar la piel y claro está, los resultados en ocasiones son catastróficos.
Las quemaduras solares son tan frecuentes entre los veraneantes de playas o primaverantes de parques que pocas personas se han librado en su vida de esas dolorosas quemaduras que no necesitan de fuego sino de poco sentido común.
Aquí no pretendemos cambiar modas así que ante lo inevitable lo más aconsejable es colaborar para que esas quemaduras solares puedan curar mejor y con más rapidez, aunque sea para volver a tener que empezar de nuevo curando una nueva quemadura.
En primer lugar debería de tener en cuenta la siguiente recomendación que le vamos a dar. No importa que usted sea muy aficionado a tomar el sol: tanto en niños pequeños como en ancianos unas quemaduras que en cualquier persona podrían ser leves pueden transformarse en un grave problema de salud.
Ni se le ocurra llevar a un niño pequeño a tomar el sol, ni le aconseje a ningún anciono/a que mejore el tono de su piel con un moreno playero. Esto son barbaridades que no tienen ningún sentido.
Si usted ya tiene su recién estrenada quemadura lo que deberíamos de aclarar es si va a requerir atención médica o si usted mismo podrá curársela.
Por lo general las quemaduras solares no suelen revestir mucha gravedad sin embargo hay excepciones, por ejemplo, en el caso de dormirse al sol en los días de mayor intensidad solar, o en personas que equivocadamente intenta acelerar el bronceado aplicándose aceites o lociones que queman con más rapidez la piel. De un modo u otro si usted tiene una quemadura que ocupa un porcentaje elevado de su piel, por ejemplo toda la espalda, brazos y piernas (típica quemadura de los que se duermen al sol), y usted ha estado varias horas expuesto al sol y como consecuencia tiene una quemadura que le produce intenso dolor e incluso fiebre, sería necesario que acudiese a un centro de salud.
Tenga en cuenta que todas las recomendaciones que podrá leer a continuación sólo las debería de poner en práctica en el caso de quemaduras solares leves y que ocupan una extensión de piel pequeña. No tratamos en este artículo otro tipo de quemaduras producidas por sustancias químicas, fuego, etc, porque si bien en muchos casos pueden ser pequeñas han podido profundizar bajo la piel y el daño causado requeriría de tratamiento médico.
Por lo tanto, en el caso de quemaduras solares leves vamos a recurrir a plantas con propiedades antisépticas, anitiinflamatorias y cicatrizantes.

Plantas antisépticas para las quemaduras solares:
Ante la presencia de una quemadura lo primero que debemos de evitar es que se infecte. Así que plantas como el romero, tomillo, o lavanda, y en concreto sus aceites esenciales, que deben de aplicarse diluidos, ayudarán a evitar complicaciones por las bacterias que contenga la piel. Esas plantas las podemos utilizar en forma de lavados o compresas.

Plantas antiinflamatorias:
La manzanilla, que además puede utilizarse por sus propiedades antisépticas, es ideal para inflamaciones leves. Se debe de aplicar su infusión de flores en lavados o compresas.
El árbol del té (melaleuca alternifolia), no confunda con la camellia sinensis de cuyas hojas se obtiene la popular bebida del té, es eficaz al igual que la manzanilla como antiséptica y antiinflamatoria. Se emplea el aceite esencial.

Plantas cicatrizantes:
El aloe vera es una de las plantas más populares por sus efectos cicatrizantes y antiiflamatorios en casos de quemaduras solares leves. Se debe de aplicar el gel de aloe en forma de compresas que se mantendrán sobre la zona de la quemadura durante todo el día.
La echinacea es otra planta que goza de mucha popularidad desde hace unos años. Se puede aplicar en forma de pomadas y tiene efecto antiséptico y cicatrizante.
La caléndula es una de las plantas más completas para el tratamiento de las quemaduras solares ya que tiene efectos cicatrizantes, antiinflamatorios y antisépticos. Se la puede aplicar en forma de compresos empapadas en infusión de sus flores, o en pomadas.

Para finalizar queremos volver a insistirle en que no descuide las quemaduras más profundas o que ocupen una extensión grande de piel. Acuda siempre a su médico si su quemadura no mejora en pocos días, aunque usted la considere como leve.

Más artículos relacionados sobre plantas medicinales:

Tags:

Category: Aloe vera

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies