Remedios para la cistitis

| Agosto 15, 2014 | 0 Comments

Las infecciones urinarias, y en concreto la cistitis, es una de las afecciones más frecuentes y por la que multitud de personas, en mayor número mujeres, consultan con su médico.
La cistitis es una inflamación de la vegija urinaria que cursa con síntomas como: ardor en la orina, necesidad de orinar con mayor frecuencia, y en ocasiones se presenta con fiebre y malestar general, a parte de posible dolor en la zona.
Suele atribuirse el origen de la cistitis a múltiples causas, entre ellas las relaciones sexuales, la falta de higiene genital, retención de orina más allá de lo deseable, estados de estrés y nerviosismo,… y sin embargo todas estas razones no se puede decir que estén realmente detrás de cada una de las cistitis.
Probablemente todas esas causas si que ayuden a su aparición, o sean en cierto modo detonantes de que una cistits pueda aparecer, pero considerar que las bacterias van a llegar hasta la vegija urinaria por no cambiarse cada dia de ropa interior o por un enfriamiento, no es razonable ni se puede justificar. De hecho las mujeres que habían padecido una cistitis toman medidas higiénicas, que tal vez ya las tomaban con anterioridad, no van a notar que disminuye la probabilidad de volver a padecer cistitis.
Aunque sin duda la higiene correcta siempre es deseable, lo mismo que evitar enfriamientos o padecer situaciones de estrés.

Hay remedios eficaces para la cistitis

¿Qué ocasiona realmente una cistitis?
Es una pregunta que atendiendo a lo que nos dice la medicina clásica no tiene una respuesta satisfactoria. Sin embargo, consultando con personas que han padecido cistitis si que es frecuente encontrar un componente, entre vivencial y psicológico, que está prácticamente siempre detrás de esta enfermedad.
Me refiero al uso que hace nuestro cuerpo de la orina, unido a un sentido territorial que en el ser humano se ha perdido en gran medida, por lo menos a un nivel práctico pero que sin embargo sigue unido a nosotros de manera íntima.
Fíjese cómo los animales utilizan su orina para una marcación territorial, esto quiere decir que en una situación normal, o por lo menos deseable para cualquier animal, la orina le ayudará a marcar su territorio. Sin embargo cuando algún intruso invade ese territorio esa marca en el terreno parece que ha dejado de ser eficaz y esto mismo conduce a que se produzca un requerimiento que tal vez si que pueda estar en el trasfondo de la cistitis.
Si usted padece en estos momentos cistitis intente recordar alguna situación cercana en la cual sintió que alguien estaba entrando sin el permiso necesario en su casa, en su zona de trabajo, en su familia,… Tal vez ese origen vivencial y psicológico le ayude a comprender por qué en su caso ha comenzado una cistitis.

¿Qué tenemos que hacer cuando creemos que estamos padeciendo una cistitis?
Acudir al médico, ese es el primer paso.
Por lo general se recurre a los antibióticos en el tratamiento de la cistitis, sin embargo cuando las cistitis son de repetición tal vez empieza a ser momento de tomar medidas complementarias para que esa enfermedad no siga apareciendo pues el uso contínuo de antibióticos no suele ser demasiado recomendable.
Si su médico sólo ve la salida de los antibióticos para el tratamiento de la cistitis, no lo dude, consulte a otro médico que trabaje en una línea más natural y más alejada de los compuestos químicos.

Algunos consejos que pueden ser útiles para seguirlos mientras se padece cistitis son los siguientes:

  • Beba abundante agua, en torno a dos litros al día o algo más. De esa manera asegurará una limpieza de la vegija sin que se acumule orina infectada.
  • Evite ingerir alimentos que pueden ser irritantes de la vegija como por ejemplo la pimienta, guindillas, el café, y en general los alimentos muy condimentados.
  • Utilice una pequeña manta eléctrica para aplicar calor sobre la vegija y sobre todo evite los enfriamientos.
  • Se aconseja guardar reposo y posponer cualquier tipo de ejercicio para cuando se encuentre curado/a.
  • Las infusiones de cola de caballo, vara de oro, estigmas de maiz, gayuba, son beneficiosas para tratar la cistitis.
  • El arándano rojo americano se emplea también con buenos resultados en la cistitis.

Tenga en cuenta que la cistitis es deseable curarla con rapidez. No importa que sus síntomas sean leves, lo aconsejable es no dejar actuar a las bacterias pues si bien una cistitis suele tener buen pronóstico no sucede lo mismo con todas las enfermedades infecciosas de las vías urinarias.
Recuerde también esa posible relación entre su enfermedad y su plano psicológico y vivencial, pues tal vez ahí pueda encontrar la manera de que las cistitis desaparezcan de manera definitiva, aunque para curar una enfermedad ya iniciada es necesario recurrir al médico y tal vez a los antibióticos.

Más artículos relacionados sobre plantas medicinales:

Tags: , ,

Category: Cola de caballo

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies