Consejos para adelgazar

| mayo 20, 2009 | 0 Comments

Ya sea por cuestiones de salud (se aconseja adelgazar, por ejemplo, para reducir la hipertensión o en casos de diabetes) o por cuestiones de estética, perder peso se ha convertido en una práctica muy frecuente en nuestro tiempo.
Abundan por todos lados las dietas para perder peso que prometen lo que no siempre pueden cumplir, o cuando de hecho se pierde peso sólo hay que dejar pasar unos meses para volver a recuperarlo. Lo cierto es que en torno a las dietas de adelgazamiento se ha creado todo un comercio que mueve millones de euros y que cada nuevo año parece tener más y más candidatos a clientes.
La obesidad se está convirtiendo en la norma en muchos países. En España por ejemplo, o en el país donde usted viva, sólo tiene que salir a la calle y cada vez que se cruce alguien con usted fíjese si tiene sobrepeso. Con seguridad el porcentaje de obesos que podrá ver será elevado.

Consejos para adelgazar

Consejos para adelgazar

Los consejos que podrá leer a continuación son muy elementales pero al mismo tiempo muy eficaces. No se crea que llegar a estar obeso es un misterio sin resolver. Al margen de ciertos problemas de salud que pueden conducir a una obesidad no buscada, lo normal es que la persona obesa haya “trabajado” a favor de sus kilos, día a día, a base de pasteles, bebidas azucaradas, platos generosos en salsas, vida sedentaria,… ¿Acaso se puede decir que en todos esos casos no se buscó el sobrepeso? Probablemente no se deseó lo que ahora se quiere perder pero no tiene excusa posible negar nuestra responsabilidad en los kilos ganados.
Comencemos con los consejos para perder peso:

1) Una visita al médico antes de iniciar una dieta de adelgazamiento siempre es recomendable. Descartaremos cualquier padecimiento que desaconseje este tipo de dietas y al mismo tiempo obtendremos consejo de un especialista que puede orientarnos en nuestro caso en particular.

2) Olvide las dietas de choque con las que perderá muchos kilos en pocos meses. Si bien algunas de esas dietas conseguirán que usted pierda peso es mejor volver a su peso ideal de manera más pausada. De esa forma garantizaremos que a lo largo de los siguientes meses y años su cuerpo podrá mantenerse en un peso más cercano al ideal. Lo que pretendemos por lo tanto es adoptar una nueva forma de alimentación, y por lo tanto de vida, que mantendremos sin pensar que estamos haciendo un sacrificio. Por ejemplo, de su dieta diaria es aconsejable eliminar la mayor parte de la bollería industrial y del azúcar refinado que actualmente puede estar consumiendo. Esto no lo haga pensando que dentro de 8 meses volverá de nuevo a comer pasteles dos de cada tres días, sino que desde el inicio de su proyecto de adelgazamiento usted debería de reconocer todo aquello que no le beneficia y de esa manera concluir que lo mejor es eliminarlo de su dieta. Por lo tanto aplique una importante reducción en azúcar, salsas, bebidas carbonatadas, grasas animales,…

3) Acostúmbrese a comer 5 veces al día. Es la manera más racional de comer, distribuyendo los alimentos a lo largo del día: en el desayuno, a media mañana, en el almuerzo, en la merienda y en la cena.
Si en lugar de comer 5 veces sólo come dos o tres veces al día tenga por seguro que va a tener más complicado controlar la cantidad de alimentos que consume y será más difícil para usted emprender cualquier dieta que suponga una reducción de calorías.
Procure que el desayuno sea lo suficientemente consistente ya que es una de las comidas más importantes del día. Sin embargo intente que su cena sea muy ligera y distánciela varias horas del momento de acostarse.

4) Integre en su alimentación frutas y verduras, intentando además reducir el consumo de carne. Los alimentos crudos son ideales para su salud y para alcanzar un peso ideal. Por lo tanto es mejor que se olvide de hacer muchos platos fritos o cocidos, y en su lugar prepare con frecuencia alguna ensalada como primer plato o como acompañamiento.
Las frutas debería de tomarlas todos los días siguiendo la siguiente recomendación: las frutas ácidas como la naranja las puede comer en el desayuno, a media mañana o en el almuerzo. A partir de la merienda o la cena es preferible consumir sólo frutas dulces como el plátano o la chirimoya.

5) No sea extremista con su nueva dieta. Usted ya sabe que beber refrescos de cola o comer bombones no es lo más acertado para conseguir un peso ideal, sin embargo eliminar desde el primer día todos esos alimentos le conducirá a un estado poco deseable, como si usted fuese prisionero/a de una dieta que está en su contra. Es mucho más aconsejable que elimine esos alimentos de manera progresiva, por supuesto sin cometer ningún abuso pensando que más adelante dejará de comerlos pues no hay razón en contra para que de tarde en tarde usted se coma algún bombón o se permita añadirle mayonesa a unas patatas fritas.
Piense que el objetivo es conseguir un peso ideal que se mantenga en los siguientes años, por esto mismo los planteamientos de su alimentación deben de ser aceptables sin que le coloquen en un sinvivir por no poder comer nada de lo que le gusta. Más bien conciéncese de que en dos, tres o seis meses debería de reducir notablemente todo aquello que ni es bueno para su peso ni para su salud. ¿Acaso le beneficiará en algo añadir 3 cucharadas de azúcar al café, o tomarlo con leche condensada,  cuando se aprecia mucho mejor todos los matices de esta bebida con menos azúcar? Pues intente ir añadiendo menos azúcar en esta bebida de tal manera que pasadas unas semanas su paladar se haya acostumbrado. Lo mismo se puede decir del consumo de salsas, mantequillas, etc.

6) Tómese con calma la pérdida de peso. Al principio de su proyecto de adelgazamiento debería de olvidarse de cuánto peso está perdiendo y por esto mismo no debería de recurrir a la báscula para conocer sus progresos pues probablemente en los primeros meses sean mínimos. Sin embargo esa deseada pérdida de peso llegará sin más remedio y muy probablemente en seis o nueve meses usted lo comenzará a notar en la talla de sus pantalones o faldas.
Primero busque una alimentación sana y racional, y luego ya podrá plantearse cómo perder peso.

7) Si usted quiere ver pérdida de peso desde los primeros meses entonces: recurra a varias plantas que le ayudarán a perder peso, reduzca la cantidad de calorías diarias y realice ejercicio físico.
No le va a quedar más remedio que realizar un sacrificio inicial si usted quiere ir perdiendo peso de manera apreciable en los primeros meses. Si decide recurrir a las planta medicinales debería de consultar primero con su médico, probablemente él le pueda aconsejar tomar plantas supresoras del apetito como la hoodia, plantas saciantes como la opuntia, plantas que inhiben la formación de grasa como la garcinia. Pero tenga presente que sólo su médico debería de recomendarle alguna de estas plantas. Por ejemplo la garcinia sólo es efectiva cuando se ha mantenido un consumo adecuado de hidratos de carbono, además no se suele aconsejar en casos de padecer hipertensión o algún tipo de enfermedad cardíaca. Por esto mismo antes de recurrir a las plantas medicinales debería de hacerse un chequeo y siempre consultar con su médico sobre lo que pretende hacer.
Reducir las calorías de su dieta es un paso casi obligado cuando se quiere comenzar a perder peso, así que debe de quedarse con un poco de hambre y no completamente saciado en cada comida.
Un buen consejo para comer menos es comer más pausadamente. Mastique bien los alimentos y no tenga ninguna prisa a la hora de comer.
El ejercicio físico es también otra recomendación muy favorable para perder peso. Sea prudente a la hora de hacer ejercicio pues la intención no es machacar su cuerpo sino alcanzar una buena forma física. Practicar algún deporte le ayudará a sentirse mejor y esto probablemente sea muy positivo en su dieta ya que en pocos meses verá como su cuerpo, y por lo tanto su vida, mejoran. Las dietas no hacen milagros, no convertirán un matrimonio fracasado en otro feliz, ni le convertirán a usted en el centro de atención del mundo, pero la mayor agilidad que conseguirá sin duda recompensará todo su esfuerzo.

8 ) Coma variado. Por muy eficaz que sea una dieta, si no tenemos una alimentación variada nuestro cuerpo se resentirá y perderemos peso al mismo tiempo que la salud.  Además las dietas muy monótonas terminan cansando y produciendo en quien las sigue una sensación de estar perdiéndose todo lo bueno que puede aportar la comida en su vida. Usted no deje de comer pan, aunque coma algo menos, ni elimine los aceites de sus platos diarios pues en lugar de comer fritos utilice aceite de oliva para condimentar sus ensaladas, no deje tampoco de comer algo de carne, huevos, mayonesa,… usted coma de todo, pero siempre sabiendo que lo fundamental de su dieta diaria no puede estar compuesto por todos esos alimentos que conducirán de nuevo a la obesidad. Si nunca fue aficionado a comer frutas ahora es cuando tiene oportunidad de reparar su error.

9) Comemos para alimentar nuestro cuerpo y para disfrutar de la comida. Sin embargo si usted detecta que está comiendo más, o que necesita premiarse muy frecuentemente con dulces, debería de plantearse si ese comportamiento se debe a algún problema emocional que debería de solucionar.
Revise también otras costumbres que pueden conducir al aumento de peso como por ejemplo comer fuera de casa, ya que no podemos controlar qué estamos comiendo y por lo general se come en horas poco habituales.

10) Beba la suficiente agua y reduzca el consumo de sal. El agua es necesaria para su cuerpo y toda la que no necesite se eliminará sin dificultad. La sal sin embargo, cuando se sobrepasa el mínimo necesario, sólo puede ocasionarle problemas.

Más artículos relacionados sobre plantas medicinales:

Tags:

Category: Hoodia

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies