Los tilos y las tilas

| diciembre 14, 2008 | 0 Comments

La vida moderna es totalmente antinatural. Nos relacionados con nuestro entorno a través de las revistas, los periódicos, la televisión, internet, o cualquier otro medio que nos aisla e impide un conocimiento cercano y real de nuestro mundo.
Es realmente sorprendente que los más jóvenes, por lo menos muchos de ellos, conocen muchos árboles y plantas sólo a través de documentales o en encuentros aislados y casi exóticos en los que han visitado algún parque o el pueblo de sus abuelos. Así es la vida de la gente de ciudad hoy día. Entienden la naturaleza como un exotismo y no como parte de esas vidas, de ahí que por ejemplo los árboles se hayan integrado en nuestras vidas en forma de bonsais para poder colocarlos encima del televisor y las plantas sean decorados de la terraza.

Tilos que destilan tilas

En este mismo sentido los productos de venta en herbolarios son también exotismos incluso cuando nuestro trato con alguno de ellos puede remontarse años atrás. Ese es el caso de la tila.
Conocida por nuestras madres, abuelas, y quién sabe hasta qué generación. Sin embargo nuestra relación con la tila se reduce a los sobrecitos que tomamos en infusión cuando nos encontramos en un estado de cierto nerviosismo o cuando nos afecta el insomnio, tal vez debido también a la sobreexcitación.
Inicié este artículo diciendo que nuestra vida es antinatural y en la relación que mantenemos con la tila hay una demostración.
Consumimos tila sin saber ni siquiera de qué árbol procede ni qué parte del mismo es utilizada. No nos importa saber dónde están esos árboles, cómo se recolecta la tila, o qué problemas puede plantear al medio natural esos cultivos. Sólo nos interesa que los sobrecitos de tila se encuentren en el supermecado cuando nos haga falta comprarlos, nada más, es decir, no nos interesa la naturaleza sino un producto manufacturado que podemos comprar en cualquier tienda.
Evidentemente conocer algo más del origen de la tila no nos va a cambiar la vida ni va a mejorar el medio ambiente sin embargo podemos estar seguros de que ese abandono de las referencias naturales sólo han sido posibles por la instauración de una vida contraria a la naturaleza y por lo tanto autodestructiva.
Fíjese en la foto que ilustra este artículo: ¿no cree que hay algo que usted se está perdiendo cuando recurre a la tila e ignora al tilo?
El tilo es un árbol que puede llegar a alcanzar los 25 metros de altura que tiene hojas alternas, pecioladas con bordes aserrados. Los grupos de inflorescencias presentan numerosas flores de un color amarillo claro. Florece en los meses de verano.
El tilo se puede encontrar en numerosos países de Europa.
Para el tratamiento del insomnio, como sedante ligero o como sudorífero se emplean las inflorescencias.

Tags: ,

Category: Tila

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies